12 de octubre de 2008

Entretenimiento -Pascal Campion-

1 comentario:

David Guillén dijo...

Es muy gracioso y muy divertido. Es una sardina que se muerde la cola porque el chico no sale de una cuando ya está en otra metido.